Logotipo gipuzkoakultura
miércoles 10 febrero 2016



Bertan > Nuestros barcos > Navíos. Siglo XVIII
Bertan 23

Navíos. Siglo XVIII


El navío era el barco de guerra más poderoso que ha existido en la marina de vela. El poder de una potencia marítima se medía por el número de navíos, que disponían de dos y hasta tres baterías de artillería por banda, y que eran los que determinaban el devenir de las grandes batallas navales. Inicialmente, muchos navíos de la Armada española se construyeron en los astilleros vascos, aunque posteriormente esta actividad se fue trasladando a otras costas. Muchos carpinteros y oficiales vascos especializados en la construcción de navíos fueron contratados en los astilleros reales de la península y de Ultramar. Inicialmente el navío, de mayor tamaño que la fragata, sufría problemas de estabilidad debido al sobrepeso del armamento. El mutrikuarra Antonio de Gaztañeta desarrollará un innovador sistema de concepción de carena que incrementará notablemente la estabilidad del barco sin comprometer la velocidad. Este método, basado en un sistema gráfico, permitirá también predeterminar exactamente la forma de la parte delantera y trasera del casco, que hasta entonces había dependido de la improvisación y del buen hacer de cada constructor.

Hayedo-abetal de Irati, Navarra. La arboladura de los navíos
adquiere unas dimensiones nunca vistas hasta entonces, requiriendo
los árboles más grandes del bosque. Por su forma, resistencia y ligereza
el abeto era la especie más buscada para los mástiles, obteniéndose
piezas en el Pirineo que llegaban a alcanzar 35 metros de
longitud, cuyo transporte a través de las montañas suponía grandes
retos de ingeniería. Por otra parte, la construcción de un navío de
tamaño medio requería el empleo de más de 2.000 robles adultos.
Esta demanda masiva de madera deforestó gran parte de Europa.
Hayedo-abetal de Irati, Navarra. La arboladura de los navíos adquiere unas dimensiones nunca vistas hasta entonces, requiriendo los árboles más grandes del bosque. Por su forma, resistencia y ligereza el abeto era la especie más buscada para los mástiles, obteniéndose piezas en el Pirineo que llegaban a alcanzar 35 metros de longitud, cuyo transporte a través de las montañas suponía grandes retos de ingeniería. Por otra parte, la construcción de un navío de tamaño medio requería el empleo de más de 2.000 robles adultos. Esta demanda masiva de madera deforestó gran parte de Europa. © José Lopez
Hasta el siglo XVIII, el timón de los navíos era gobernado por
medio del pinzote, palo perpendicular a la caña que manejaba el
timonel desde la tolda. El incremento en los tonelajes hizo que
fuera muy difícil navegar con barcos tan grandes con ese sistema,
por lo que se inventó la rueda de gobierno que, por medio de un
sistema de poleas, aligeraba el trabajo del timonel.
Hasta el siglo XVIII, el timón de los navíos era gobernado por medio del pinzote, palo perpendicular a la caña que manejaba el timonel desde la tolda. El incremento en los tonelajes hizo que fuera muy difícil navegar con barcos tan grandes con ese sistema, por lo que se inventó la rueda de gobierno que, por medio de un sistema de poleas, aligeraba el trabajo del timonel. © José Lopez

Navío visto de popa y de proa. - Popa. - Proa.
Navío visto de popa y de proa. - Popa. - Proa. © José Lopez
Navío visto de popa y de proa. - Popa. - Proa.
Navío visto de popa y de proa. - Popa. - Proa. © José Lopez

Navío de 90 cañones. Plano de Gaztañeta. Arte de fabricar
reales.
Navío de 90 cañones. Plano de Gaztañeta. Arte de fabricar reales. © José Lopez
Estos barcos, catedrales flotantes, eran considerados como la
máxima expresión tecnológica de la evolución naval vasca. Navío
de 90 cañones de 1720.
Estos barcos, catedrales flotantes, eran considerados como la máxima expresión tecnológica de la evolución naval vasca. Navío de 90 cañones de 1720. © José Lopez

Entre marineros e infantería de marina, un navío de línea de
tipo medio requería alrededor de setecientas personas. Para aprovisionar
y alojar a tanta gente era preciso disponer de cuatro o
cinco cubiertas, en las cuales coexistían también los repuestos, las municiones, el armamento, etc. La falta de espacio y de medidas
de higiene hacía que las enfermedades fueran una de las primeras
preocupaciones de los comandantes de estos barcos. Este navío era parecido a otro que se llamaba Ntra. Señora de
la Asunción, conocido en la costa vasca como La Guipuzcoana,
que fue construido en Pasaia en 1779. Era el orgullo de la Real
Compañía Guipuzcoana de Caracas y fue capturado en su primer
viaje por los ingleses, que lo incorporaron a su Armada de guerra,
cambiando su nombre por el de Prince William.
Entre marineros e infantería de marina, un navío de línea de tipo medio requería alrededor de setecientas personas. Para aprovisionar y alojar a tanta gente era preciso disponer de cuatro o cinco cubiertas, en las cuales coexistían también los repuestos, las municiones, el armamento, etc. La falta de espacio y de medidas de higiene hacía que las enfermedades fueran una de las primeras preocupaciones de los comandantes de estos barcos. Este navío era parecido a otro que se llamaba Ntra. Señora de la Asunción, conocido en la costa vasca como La Guipuzcoana, que fue construido en Pasaia en 1779. Era el orgullo de la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas y fue capturado en su primer viaje por los ingleses, que lo incorporaron a su Armada de guerra, cambiando su nombre por el de Prince William. © José Lopez
Los barcos siguen aumentando de tamaño, en especial el número
de cubiertas; al igual que en las fragatas, las velas de estay se
desarrollan plenamente, mejorando notablemente la navegación
hacia el viento. Se adopta la rueda del timón, facilitando el gobierno
del navío.
Los barcos siguen aumentando de tamaño, en especial el número de cubiertas; al igual que en las fragatas, las velas de estay se desarrollan plenamente, mejorando notablemente la navegación hacia el viento. Se adopta la rueda del timón, facilitando el gobierno del navío. © José Lopez

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2016 Kultura Zuzendaritza Nagusia - Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net