gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

viernes 24 noviembre 2017




Bertan > Gipuzkoa ignorada > Versión en español: La venta de Iturriotz
La venta de Iturriotz

En pleno macizo de Ernio, la venta y la ermita de Iturriotz se esconden entre el hayedo y las praderías que abrigan txabolas y majadas pastoriles.

Iturriotz, "fuente fría", nació al lado de una de las más viejas calzadas de estas montañas. De su empedrado sólo nos quedan unos pocos testimonios en las proximidades del puerto de Andazarrate.

Venta de Iturriotz con sus cruces portectoras blancas en la fachada
Venta de Iturriotz con sus cruces portectoras blancas en la fachada
Ermita y venta de Iturriotz
Ermita y venta de Iturriotz.

La venta de Iturriotz se encuentra fuertemente unida a la romería de Ernio, la montaña de las luchas de vascos y romanos, combates inspirados tal vez en la existencia de fortificaciones ruinosas en las cumbres de Mendikute y de Intxur. La venta, viejo caserío de entramado de madera, muestra en su fachada las cruces protectoras pintadas con cal, y ha guardado en su interior hasta no hace muchos años los últimos restos de una cocina de hogar central. Todavía se conserva en ese caserío la habitación donde dice la tradición que durmió San Ignacio de Loyola, en su famoso viaje de París a Azpeitia, cuando llegó sólo a lomos de una pequeña cabalgadura.

Por su posición geográfica el lugar debió tener mucha importancia hasta finales del siglo XVIII. Lope de Isasti, en su "Compendio Historial de Guipúzcoa" (año 1625) cita la anteiglesia de San Juan de Iturriotz, y este lugar aparece también destacado en un mapa editado en Amberes en 1584, así como en otro mapa, en el de Tomás López, de 1752. Larramendi, al hablar de Ernio, se refiere a la venta y a la ermita de Iturriotz, y el historiador Serapio Múgica, en la "Geografía del País Vasco Navarro", escribe: "Hernio, por la garganta de Celatun, se enlaza con el monte Gazume, al NE del cual, y en uno de los puertos naturales de aquella sierra, se encuentra la venta de Iturrioz, muy a menudo nombrada en documentos antiguos".

Cuchara utilizada por los pastores.
Cuchara utilizada por los pastores.
Herrada
Herrada.
Su fama queda demostrada cuando sabemos que hasta principios del siglo XVIII, el día de la Ascensión, se celebraba en la venta de Iturriotz una Feria General. Esta Feria fue suprimida en Iturriotz por acuerdo de las juntas de Villafranca de 1728, por celebrarse en despoblado, siendo trasladada a Aia. Estos datos, tomados de Gorosabel, confirman lo dicho respecto a su emplazamiento junto a una importante encrucijada de caminos, razón por la que varios pueblos de la sierra de Ernio (Albiztur, Goiaz, Aia, Bidania, y Regil) intentaron en diversas ocasiones apropiarse de este lugar situado de antiguo en terreno comunal de varios de ellos.

El mismo Gorosabel, en su "Diccionario", en el capítulo Albiztur, nos dice: "(Albiztur) tenía también por indiviso con los mismos pueblos, el de Rexil y Aya, otros montazgos en las cercanías de la ermita de San Juan Bautista de Iturrioz, erigida en terreno común de cinco pueblos (Aia, Regil, Bidania, Albiztur y Goiaz). Esta comunidad fue origen de muchas cuestiones entre ellos, tan graves algunas veces que dieron ocasión a escándalos y vías de hecho. Uno de estos casos ocurrió en el año 1544, el día de la Ascensión del Señor, en que las gentes de dichos pueblos fueron en procesión, según costumbre, a Iturrioz, con sus respectivos ayuntamientos y cabildos eclesiásticos. Ofendidos los alcaldes de Rexil y Aya de que el de Albistur hubiese entrado en los términos de la expresada ermita, Ernio y Celatun, con vara alta de justicia, le prendieron, y de aquí el motivo de un altercado serio entre vecinos de los pueblos concurrentes a la función. Resultó muerto en él Juan de Atodo, y cortado el dedo pulgar de la mano derecha a Juan Gaiztarro, ambos moradores de Albiztur.


Viajero inglés del siglo XIX
Viajero inglés del siglo XIX.
Rebaño de latxas bajo las hayas en primavera
Rebaño de latxas bajo las hayas en primavera.

No cabe duda que en ese rincón perdido que hoy conocemos por Iturrioz, junto a la fuente y la venta, y en el nudo de un cruce de calzadas, fue desarrollándose en el paso de las generaciones una pequeña comunidad de vida fundamentalmente pastoril. Su origen pudo estar en que parte de aquellos pastores que llegaban a estas tierras durante el verano, renunciaran a la trashumancia a la que estaban atados, y decidieron permanecer en este paraje de amplios pastos. Luego, los caminantes y viajeros, dieron vida a la venta, y la venta de San Juan de lturriotz, estratégicamente situada en la inmensa soledad del macizo de Ernio, a caballo del valle del Urola y de la costa guipuzcoana, se convirtió en una parada obligatoria para aquellos que buscaban el paso hacia el vado de Hondarribia y de Hendaya. Su importancia duró hasta que las carreteras fueron desplazando a los tradicionales caminos muleteros. Humboldt, en su famoso viaje al País de los Vascos, cita su paso por la mítica venta de lturriotz.

Imagen de San Ignacio de Loyola en la ermita de Iturriotz
Imagen de San Ignacio de Loyola en la ermita de Iturriotz.
Martín Pescador
Martín Pescador.
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2017 Dirección General de Cultura - Diputación Foral de Gipuzkoa.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net