gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

2019ko uztailak 19, ostirala





Bertan > Bertan 21 Gipuzkoako eliz ataurreak > Espainol bertsioa: Ornamentación y decoración

Versión en PDF para imprimir [11,8 Mb]Icono Acrobat

Ornamentación y decoración

El repertorio decorativo del Románico se mueve dentro de una decoración escasa: bolas, arquillos y sogueados. Más abundante es el Gótico que inserta labores de sogueado, dientes de sierra o zig-zag, arcos trilobulados, rosetas, discos solares y cabezas esquemáticas como las de Idiazabal, que algunos identifican con los apóstoles; siendo el campo ornamental más amplio en Deba donde la labor escultórica en piedra policromada es riquísima en tracería, repisas y doseletes sobre las esculturas. En el Renacimiento se emplean adornos típicos castellanos como la bolas, los escudos de mecenas o fundadores y los medallones con bustos. Igualmente se utilizan las conchas o veneras, y sogas; y dentro de lo arquitectónico los frontones y pináculos rameados.

101. Idiazabal. Arquillos trilobulados, sogueados y formas geométricas claroscuristas.© Jonathan Bernal
101. Idiazabal. Arquillos trilobulados, sogueados y formas geométricas claroscuristas.© Jonathan Bernal
102. Idiazabal. Guarniciones decorativas de tradición vasca:<br /> ruedas de radios curvos o símbolos solares frecuentes en las estelas hispano-romanas;<br /> rosetas de seis pétalos y elementos vegetales abstractos.© Jonathan Bernal
102. Idiazabal. Guarniciones decorativas de tradición vasca:
ruedas de radios curvos o símbolos solares frecuentes en las estelas hispano-romanas;
rosetas de seis pétalos y elementos vegetales abstractos.© Jonathan Bernal
103. Idiazabal. El símbolo IHS, que significa Jesús Salvador de los Hombres, para evitar que entre en la Iglesia todo mal.© Jonathan Bernal
103. Idiazabal. El símbolo IHS, que significa Jesús Salvador de los Hombres, para evitar que entre en la Iglesia todo mal.© Jonathan Bernal
104. Idiazabal. Cabezas esquemáticas relacionadas con las primitivas gallegas.© Jonathan Bernal
104. Idiazabal. Cabezas esquemáticas relacionadas con las primitivas gallegas.© Jonathan Bernal
113. El mundo botánico hace acto de presencia en las portadas mostrándose en jarrones con flores, frutas, racimos y hojas de acanto, siguiendo una simbología relacionada con el cristianismo.© Jonathan Bernal
113. El mundo botánico hace acto de presencia en las portadas mostrándose en jarrones con flores, frutas, racimos y hojas de acanto, siguiendo una simbología relacionada con el cristianismo.© Jonathan Bernal
116. Pasai San Pedro. Decoración de palmas en un óvalo con los signos papales, tiara y llaves del santo titular.© Jonathan Bernal
116. Pasai San Pedro. Decoración de palmas en un óvalo con los signos papales, tiara y llaves del santo titular.© Jonathan Bernal
119. En el atrio la iglesia de Soraluze, se encuentran labores de talla de 1666, a base de motivos vegetales de gran relieve y claroscurismo.© Jonathan Bernal
119. En el atrio la iglesia de Soraluze, se encuentran labores de talla de 1666, a base de motivos vegetales de gran relieve y claroscurismo.© Jonathan Bernal
120. Escultura de S. Martin  en Zegama. La escultura y el relieve de bulto tienen un papel importante en las portadas.. © Jonathan Bernal
120. Escultura de S. Martin en Zegama. La escultura y el relieve de bulto tienen un papel importante en las portadas.. © Jonathan Bernal

En la primera mitad del siglo XVII la decoración se reduce a los elementos arquitectónicos, superficies rehundidas o cajeados o resaltados limitando los elementos, ornamentación de triglifos y metopas, pirámides, frontones y hornacinas. En la segunda parte del siglo la acumulación es mayor, utilizándose molduras gruesas y quebradas en los accesos al templo, completándose con placas recortadas, modillones, cartelas naturalistas y cabezas de aspecto demoníaco o mascarones. Todo ello se completará en este siglo barroco con formas orgánicas vegetales carnosas como helechos y palmas, flores, frutos, racimos o conchas, y angelitos como vemos en Oñati. Se observa también en el Santuario de Loiola el gusto por el color con el empleo de las piedras duras, mármoles y jaspes en paredes y solados. La escultura tiene un papel importe en el programa decorativo de las entradas de los templos, subrayando la titularidad de los edificios, como percibimos en Zegama. El empleo de las rocallas de gusto francés, toma carta de naturaleza rellenando también muchas portadas, pero en la que mayor esplendor se detecta es en la de Santa María de Donostia-San Sebastián, donde sirven de marco para tallar en piedra los atributos de la letanía de la Virgen. La libertad en el terreno decorativo es tan grande en el siglo XVIII, que se llegan a utilizar porciones curvilíneas en piedra a modo de festones en el remate o espadaña de la de Santa María de Tolosa.

105. Deba. Repisas, doseletes y ricas labores policromadas en esculturas.© Jonathan Bernal
105. Deba. Repisas, doseletes y ricas labores policromadas en esculturas.© Jonathan Bernal
106. Bidaurreta. Escudos de mecenas o fundadores del convento y franciscanos. © Jonathan Bernal
106. Bidaurreta. Escudos de mecenas o fundadores del convento y franciscanos. © Jonathan Bernal
107. Medallones con bustos y pináculos rameados de la portada lateral de Eibar.© Jonathan Bernal
107. Medallones con bustos y pináculos rameados de la portada lateral de Eibar.© Jonathan Bernal
108. Decoración de triglifos y metopas en Errenteria y Azkoitia.© Jonathan Bernal
108. Decoración de triglifos y metopas en Errenteria y Azkoitia.© Jonathan Bernal
109. Frontones y hornacinas albergan esculturas con ademanes declamatorios, como en Errenteria.© Jonathan Bernal
109. Frontones y hornacinas albergan esculturas con ademanes declamatorios, como en Errenteria.© Jonathan Bernal
110. Alegia:<br /> las placas recortadas con efecto multiplicador potencian el claroscuro y el relieve en esta fachada barroca. © Jonathan Bernal
110. Alegia:
las placas recortadas con efecto multiplicador potencian el claroscuro y el relieve en esta fachada barroca. © Jonathan Bernal
111. Los modillones se interpretan con sentido naturalista en Segura.© Jonathan Bernal
111. Los modillones se interpretan con sentido naturalista en Segura.© Jonathan Bernal
112. Pebeteros y cartelas de rocalla se deslizan por los fustes de las columnas de Santa María de Donostia-San Sebastián.© Jonathan Bernal
112. Pebeteros y cartelas de rocalla se deslizan por los fustes de las columnas de Santa María de Donostia-San Sebastián.© Jonathan Bernal

Elementos decorativos de gran interés y belleza son los tallados en madera utilizados en vigas, aleros y atrios. Constituyen verdaderas obras de arte como la estructura del atrio de la iglesia de Soraluce. En general todo tipo de soporte constituyó un ornamento para las portadas, encontrándose gran variación a través de los siglos. Este despliegue ornamental se repliega a fines del XVIII, hasta desaparecer prácticamente en el Neoclasicismo, donde abundan las decoraciones incisas, las urnas o vasijas de carácter sobrio, las superficies lisas, inscripciones y en algunos casos como en el templo de Elgeta, símbolos de la letanía por estar dedicada la iglesia a la Virgen.

114. Cabezas de aspecto demoníaco o mascarones se colocan en las fachadas recordando el pecado, los vicios y el demonio en Hernani, Ataun  y Segura.© Jonathan Bernal
114. Cabezas de aspecto demoníaco o mascarones se colocan en las fachadas recordando el pecado, los vicios y el demonio en Hernani, Ataun y Segura.© Jonathan Bernal
121. Las portadas fueron lugares de enseñanza para el fiel Así vemos en Santa María de Donostia-San Sebastián los símbolos de la letanía en cartelas de rocalla, y en el entablamento de la de Elgeta.© Jonathan Bernal
121. Las portadas fueron lugares de enseñanza para el fiel Así vemos en Santa María de Donostia-San Sebastián los símbolos de la letanía en cartelas de rocalla, y en el entablamento de la de Elgeta.© Jonathan Bernal
117. Jarrones con flores talladas, jertas de frutas, con un fuerte sentido plástico, volumétrico y naturalista, aparecen en las portadas de Ataun y Zegama.© Jonathan Bernal
117. Jarrones con flores talladas, jertas de frutas, con un fuerte sentido plástico, volumétrico y naturalista, aparecen en las portadas de Ataun y Zegama.© Jonathan Bernal
118. Los ángeles son un tema de gran éxito en el barroco apareciendo en diferentes actitudes.© Jonathan Bernal
118. Los ángeles son un tema de gran éxito en el barroco apareciendo en diferentes actitudes.© Jonathan Bernal
115. Iglesia parroquial de Errenteria. La decoración de helechos sirve para rellenar en arcos y hornacinas.© Jonathan Bernal
115. Iglesia parroquial de Errenteria. La decoración de helechos sirve para rellenar en arcos y hornacinas.© Jonathan Bernal
122. Este remate decorativo de Trofeos militares de la Iglesia parroquial de Azpeitia, se puso de moda en Francia, de donde llegan ecos de su gusto por la cercanía fronteriza. © Jonathan Bernal
122. Este remate decorativo de Trofeos militares de la Iglesia parroquial de Azpeitia, se puso de moda en Francia, de donde llegan ecos de su gusto por la cercanía fronteriza. © Jonathan Bernal
123. Los órdenes de columnas y todo tipo de soportes supusieron otro tipo de ornamento para las portadas.
123. Los órdenes de columnas y todo tipo de soportes supusieron otro tipo de ornamento para las portadas.
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Kultura eta Euskara Departamentua- Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net