gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura

gipuzkoakultura.net

2019ko irailak 17, asteartea





Bertan > Bertan 21 Gipuzkoako eliz ataurreak > Espainol bertsioa: Las escalinatas

Versión en PDF para imprimir [11,8 Mb]Icono Acrobat

Las escalinatas

La igualdad del nivelado del terreno en gran parte de las iglesias, propició escasamente la construcción de escalinatas. La mayoría cuenta con pequeñas escaleras de poco interés que se adaptan en algunos casos de forma irregular y asimétrica para cumplir su cometido, como la de la entrada de los pies de Eibar. Algunas bastante empinadas y sin mesetas de descanso, se cierran con muretes moldurados en vez de balaustres y decoración de bolas en su inicio como la lateral de Zegama.

48. Escalinata de la entrada de los pies de San Andrés de Eibar. Con el fin de nivelar las iglesias con el terreno circundante, se construyeron pequeñas escaleras asimétricas por tenerse que adaptar al espacio que se tenía.© Jonathan Bernal
48. Escalinata de la entrada de los pies de San Andrés de Eibar. Con el fin de nivelar las iglesias con el terreno circundante, se construyeron pequeñas escaleras asimétricas por tenerse que adaptar al espacio que se tenía.© Jonathan Bernal
49. Escalinata de la portada lateral de Zegama. Debido al gran desnivel se construyó esta escalera bastante empinada, cerrándose con muretes cajeados y acróteras con bola en su inicio.© Jonathan Bernal
49. Escalinata de la portada lateral de Zegama. Debido al gran desnivel se construyó esta escalera bastante empinada, cerrándose con muretes cajeados y acróteras con bola en su inicio.© Jonathan Bernal
51. Detalles ornamentales de la escalera del Santuario de Loiola. Tanto jarrones como incensarios de perfumes llamados también pebeteros, muestran una gran variedad de guarniciones decorativas:<br /> 1. Formas gallonadas. 2. conchas o veneras. 3. cabujones a modo de joyas.© Jonathan Bernal
51. Detalles ornamentales de la escalera del Santuario de Loiola. Tanto jarrones como incensarios de perfumes llamados también pebeteros, muestran una gran variedad de guarniciones decorativas:
1. Formas gallonadas. 2. conchas o veneras. 3. cabujones a modo de joyas.© Jonathan Bernal
52. Como si se tratara de la gran escalinata de un palacete, se colocaron en la de Loiola leones sujetando bolas de refinada talla y humanizadas cabezas;<br /> siguiendo la fisonomía de los escudos nobiliarios de ayuntamientos, casas y palacios del siglo XVIII.© Jonathan Bernal
52. Como si se tratara de la gran escalinata de un palacete, se colocaron en la de Loiola leones sujetando bolas de refinada talla y humanizadas cabezas;
siguiendo la fisonomía de los escudos nobiliarios de ayuntamientos, casas y palacios del siglo XVIII.© Jonathan Bernal

Sólo los edificios monumentales cuentan con notables escalinatas en sus pórticos, entre todas las más destacadas son las del Santuario de Loiola. La gran escalinata que salva el desnivel del templo y del resto del edificio, se realizó con sumo cuidado para conseguir una grandiosa entrada al Santuario; resolviendo con elegancia el problema de la desigualdad de altura. Realmente queda prácticamente integrada a la portada al ceñirse a ella, ocupando en planta casi la amplitud de la misma. El transeúnte tras las trece primeras gradas se desembarca en una amplia meseta, dando lugar en los laterales a otros dos tiros de diecisiete escalones de menor anchura a los costados, continuándose con iguales dimensiones la escalera de frente. Lo destacable de este planteamiento es el juego de líneas rectas y curvas que se combinan en muretes, barandillas, banquillos de descanso e incluso en el enlosado del pavimento, que intencionadamente sigue el mismo ritmo, incrementándose de manera peculiar en torno a los últimos. Sobretodo hay que destacar la calidad y refinamiento de la labra de la piedra en todas las labores. Un motivo que merece la pena resaltar en estas escalinatas es el de la disposición de los balaustres, que se adaptan barrocamente en sus formas a la inclinación de las rampas. Con esta gran escalera se modifica sustancialmente el espacio exterior, confiriendo un sentido escenográfico a la portada de la iglesia.

50. Escalinata de la portada principal de la Iglesia del Santuario de Loiola. Su trazado en plantas, se basa en el ensamblaje de segmentos circulares de menor a mayor proporción, realizándose en este espacio las rampas, accesos y descansos.© Xabi Otero, Jonathan Bernal
50. Escalinata de la portada principal de la Iglesia del Santuario de Loiola. Su trazado en plantas, se basa en el ensamblaje de segmentos circulares de menor a mayor proporción, realizándose en este espacio las rampas, accesos y descansos.© Xabi Otero, Jonathan Bernal
52. Como si se tratara de la gran escalinata de un palacete, se colocaron en la de Loiola leones sujetando bolas de refinada talla y humanizadas cabezas;<br /> siguiendo la fisonomía de los escudos nobiliarios de ayuntamientos, casas y palacios del siglo XVIII.© Jonathan Bernal
52. Como si se tratara de la gran escalinata de un palacete, se colocaron en la de Loiola leones sujetando bolas de refinada talla y humanizadas cabezas;
siguiendo la fisonomía de los escudos nobiliarios de ayuntamientos, casas y palacios del siglo XVIII.© Jonathan Bernal

Tampoco se puede olvidar la escalinata de Santa María de San Sebastián culminada por una extensa plataforma que da empaque al conjunto. De la misma forma se procede en Andoain, pero en este caso se parte de una escalera menor para acceder a una gran explanada circundada por un muro con elegantes jarrones sobre pilares de buena talla. De amplias proporciones es la majestuosa y monumental de Nuestra Señora de la Asunción de Elgeta, dilatada en anchura para abarcar toda su fachada, reduciéndose después marcando el eje de su acceso principal ante el gran arco central de su entrada, como lo hace también la de Errenteria.

54. La escalinata de Santa María de Donostia-San Sebastián es de gran amplitud y se culmina por una extensa plataforma que confiere una gran monumentalidad al edificio.© Jonathan Bernal
54. La escalinata de Santa María de Donostia-San Sebastián es de gran amplitud y se culmina por una extensa plataforma que confiere una gran monumentalidad al edificio.© Jonathan Bernal
55. En  Andoain los accesos se triplican, además del que coincide frontalmente con el pórtico, también existen dos laterales menores, llegándose mediante ellos a una gran explanada rodeada por un muro con pilares y hermosos jarrones.© Jonathan Bernal
55. En Andoain los accesos se triplican, además del que coincide frontalmente con el pórtico, también existen dos laterales menores, llegándose mediante ellos a una gran explanada rodeada por un muro con pilares y hermosos jarrones.© Jonathan Bernal

Otras como la de Nuestra Señora la Real de Azkoitia redondean los remates laterales de sus escalones y disminuyen su anchura en perspectiva, consiguiendo aumentar el sentido de profundidad del gran nicho de su fachada; con ello consiguen dotar a su portada de una gran monumentalidad. Original pero más reciente es la de San Juan Bautista de Hernani, de un acceso central y dos laterales, formando lateralmente al llegar a su plataforma, dos ensanches circulares a modo de terraza con balaustres de hierro.

56. Una magnifica escalinata  es la de Ntra. Sra. de la Asunción de Elgeta, que en su trazado abarca toda la fachada, cerrándola lateralmente con un muro bajo y acróteras. Su particularidad es que marca el eje o línea que coincide con el arco mayor de su portada o acceso directo al templo. Esta se completa con otras menores laterales.© Jonathan Bernal
56. Una magnifica escalinata es la de Ntra. Sra. de la Asunción de Elgeta, que en su trazado abarca toda la fachada, cerrándola lateralmente con un muro bajo y acróteras. Su particularidad es que marca el eje o línea que coincide con el arco mayor de su portada o acceso directo al templo. Esta se completa con otras menores laterales.© Jonathan Bernal
57. La escalinata de Errenteria, menor que la de Elgeta pero muy elevada, se reduce en anchura hasta llegar al arco de entrada. © Jonathan Bernal
57. La escalinata de Errenteria, menor que la de Elgeta pero muy elevada, se reduce en anchura hasta llegar al arco de entrada. © Jonathan Bernal

Las fachadas neoclásicas provistas de escalinatas axiales, tienen un fuerte sentido urbanístico, rememorando el acceso a los templos clásicos, como vemos en Mutriku.

58. Progresivamente se redondean lateralmente y disminuyen los escalones de la escalinata de Ntra. Sra. la Real de Azkoitia, con lo que se consigue un hermoso efecto de perspectiva.© Jonathan Bernal
58. Progresivamente se redondean lateralmente y disminuyen los escalones de la escalinata de Ntra. Sra. la Real de Azkoitia, con lo que se consigue un hermoso efecto de perspectiva.© Jonathan Bernal
59. Peculiar pero moderna es la escalinata de S. Juan Bautista de Hernani, con acceso triple hasta una meseta amplia que se ensancha con dos terrazas circulares.© Jonathan Bernal
59. Peculiar pero moderna es la escalinata de S. Juan Bautista de Hernani, con acceso triple hasta una meseta amplia que se ensancha con dos terrazas circulares.© Jonathan Bernal
60. En la iglesia neoclásica de Mutriku su escalinata con un singular sentido urbanístico, nos trae a la memoria las esenciales escaleras de los templos clásicos por su solemnidad fría y majestuosa.  © Donostiako Elizbarruko Artxiboa
60. En la iglesia neoclásica de Mutriku su escalinata con un singular sentido urbanístico, nos trae a la memoria las esenciales escaleras de los templos clásicos por su solemnidad fría y majestuosa. © Donostiako Elizbarruko Artxiboa
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Kultura eta Euskara Departamentua- Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net