Logotipo gipuzkoakultura
jueves 14 noviembre 2019



Bertan > Casas Torre y linajes de Gipuzkoa > Solar, linaje y Torre
Bertan 11

Solar, linaje y Torre

Ámbito rural

En el ámbito rural, la Torre es el lugar de asentamiento, el referente que da solidez material y avala la estabilidad y prestigio de un linaje. Nacen en un primer momento como respuesta a la necesidad de habitación y de organización del propio linaje y dan forma al Solar precedente. De la misma forma que el Solar da nombre en origen al linaje que lo puebla: el Solar de Murua pobló a Lazkao.

Torre de Anchieta (Urrestilla)
Torre de Anchieta (Urrestilla) © José Luis Galiana

La configuración de la Torre, tal y como ha llegado a nosotros y tal como se manifiesta en los numerosos ejemplares conservados, es el final de un proceso en el que intervienen factores diferentes:

a. el Solar: •  la base de la organización social guipuzcoana el sustrato primordial es el Solar. Concepto pluriforme, que recoge elementos de naturaleza muy diversa.

El Solar es pre-existente. ¿Qué quiere ello decir?. Sin adentrarnos en discusiones científicas de largo calado que no son al caso, podemos afirmar que la organización social de tipo gentilicio sobre la que se organiza Gipuzkoa en el alto-medievo, ha cristalizado ya para inicios del siglo XIV en una estructura de linajes de tipo piramidal que está dominada en su cúspide por una serie de jefes del linaje o "Parientes Mayores", que se caracterizan por ejercer la propiedad indivisa del Solar del que el linaje procede y que le da apellido. Así, Ruy Pérez de Gamboa es señor del Solar de Olaso en el primer tercio del siglo XIV, como sus coetaneos Lope García de Murua y Martín López de Murua lo son del de Lazkao y Amezketa respectivamente.

El Solar tiene entidad propia tanto geográfica como juridicamente y en su "término" se edifica la vivienda principal del jefe del linaje, que es el dueño y Señor del Solar. Jefe del linaje que en ocasiones utilizará la para nosotros ambigua denominación, al parecer de origen navarro, de "Cabo de Linaje", para distinguirse de otros linajes socialmente inferiores y para distanciarse de la gran masa de labradores y pequeños propietarios que también poseen un Solar, pero que en esta época tiene, al parecer, una capacidad jurídica muy limitada y están sometidos genéricamente al Pariente Mayor. Aún a mediados del siglo XV, valles como los de Errezil o B¡dan ia, "son de la opinión y parcialidad del Solar de Gamboa", mientras que los Beizama o Goiatz lo son del de Oñaz. Valles todos ellos con una propiedad de la tierra fragmentaria, de pequeños propietarios (no sabemos en qué medida, y con qué grado de dominio real y efectivo) poseedores de su Solar, y alejados del ámbito de influencia y poder del jefe del linaje y Solar de Olaso, el bajo Deba, si bien este goza por concesión Real desde mediados del siglo XIV del Patronato de las iglesias de Errezil y Goiatz y posee en el valle el Solar (y luego Torre) de Recondo.

Torre de Galarza. Alzado S-E.
Torre de Galarza. Alzado S-E. © Diputación Foral de Gipuzkoa. Servicio de Patrimonio Histórico Artístico.
Armerías del palacio de Balda
Armerías del palacio de Balda . © José Luis Galiana

Lauda del sepulcro de Sir R. Drury, Rougham, Suffolk (Inglaterra)
Lauda del sepulcro de Sir R. Drury, Rougham, Suffolk (Inglaterra). © Her Majesty's Stationery Office. Victoria and Albert Museum. Catalogue of Rubbings of Brasses and incised slabs. Muriel Clayton, M.A.

b. La evolución arquitectónica: paralelamente, los señores de los solares comienzan a denominar de formas determinadas a la propia entidad del Solar. Es decir, lo que no es más que un elemento jurídico, económico y social que recibe una denominación que será el "apellido" o nombre del linaje, necesita de un nombre que lo describa tomado del vocabulario castellano al uso.

De esta manera, los Solares de cada Linaje de Pariente Mayor reciben además una segunda denominación que describa en una palabra su importancia y su preeminencia frente a los demás Solares de la Provincia.

Es lógico suponer que el jefe de un linaje por lo general de base amplia y numéricamente importante -que le proporciona su propia potencia social y económica- precisa de una habitación en concordancia con la superioridad que reclama y le reconoce la sociedad de su época.

Nacen así ya para inicios del siglo XIV lo que se denominará en ese momento o bien "Casa Fuerte" o bien "Palacio", rara vez Torre, que será la denominación genérica que se difunde a lo largo del siglo XV de manera masiva. Y que es el nombre que utilizaremos nosotros para evitar prolijidad.

Miniatura en un mensaje dirigido por la Villa del Prarto a Roberto de Anjou 1335-40
Miniatura en un mensaje dirigido por la Villa del Prarto a Roberto de Anjou 1335-40. © Ars Mundi. Splendeurs et richesses du Moyen Age.B. Holme.

Los linajes que ya a mediados del siglo XIV son de importancia en Gipuzkoa y que recibirán la denominación de Parientes Mayores, en la medida en que sus jefes representan a un entramado complejo de personas de diferentes status jurídicos y de diversa ubicación en el régimen de parentesco del linaje, tienen en la Torre su asentamiento básico. En ella habita el Señor del Solar, que es el dueño natural de la Torre y de cuanto rodea a ésta, su mujer y sus hijos legítimos, además de los otros, naturales y bastardos. En ellas se cobijan los parientes y allegados y a ella acuden como punto de encuentro todos ellos cuando el cabeza de bando, o el jefe del Solar, "da apellido". Las Torres sirven como marco idóneo para establecer relaciones sociales más explícitas dentro del propio linaje y de éste en relación a sus iguales y a sus inferiores.

Además de la organización de la actividad agrícola y ganadera, la Torre en el mundo rural es el lugar de asentamiento de las mesnadas de los "señores de la guerra". Mesnadas que además de cumplir un objetivo puramente militar servirán para que los "atreguados" acompañen a su señor, a su jefe, en sus correrías y del contacto de unos con otros surjan relaciones más allá de las puramente bélicas para, atravesando los años, dar pie a un entramado de relaciones sociales ya entrados en el siglo XVI configurado en torno a intereses comerciales y culturales completamante alejados de estos originarios. Así los Atodo de Beizama, mesnaderos de Juan de Amézqueta, señor de Saint-Pée, a inicios del siglo XV en Francia y, quizás, en Gran Bretaña, evolucionarán para dar un Rector del Colegio de España en Bolonia en 1522 o un Notario Pontificio unos años después, sin por ello alejarse del solar de Beizama, al que vuelven para casarse...

Solar de Zerain (Zerain)
Solar de Zerain (Zerain) © José Luis Galiana
Armerías del solar de Zerain.
Armerías del solar de Zerain. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.

En torno a la Torre se organiza la vida del linaje. La Torre se rodea de otras habitaciones menores, de ferrerías, molinos, etc, configura el Solar (en su significado físico como en su significado estamental), da forma a su actividad económica básicamente ganadera y agrícola y sirve para administrar, en toda la extensión que se pueda dar al término, las actividades del linaje. La Torre acaba confundiéndose en el plano material con el Solar, de la misma manera que las armerías acabarán constituyéndose, adentrándonos ya en la segunda mitad del siglo XV, en el significante de la identidad del linaje al que acabarán suplantando con su código de enorme significado semiótico.


Solar de Balda
Solar de Balda. © José Luis Galiana
Trabajo campesino, según un fresco bajo medieval italiano.
Trabajo campesino, según un fresco bajo medieval italiano. © José Luis Galiana
Alrededor de la Torre cristalizará a lo largo de los siglos XIV y XV el status jurídico de los miembros del linaje y las diversas formas del derecho de propiedad. Y, si se me apura, se efectuará el largo proceso de fijación de las normas consuetudinarias de este mismo derecho. El jefe del linaje es el dueño de la Torre y viceversa. Por sí mismas, las Torres son en su momento un elemento angular de las estructuras jurídicas, económicas y sociales de Gipuzkoa.

Armerías del Solar de Balda.
Armerías del Solar de Balda. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.
Detalle de la ventana de la Torre de Ugarte (Oyarzun).
Detalle de la ventana de la Torre de Ugarte (Oyarzun). © José Luis Galiana

Para el siglo XIV, los principales linajes habitan ya en su Torre, y estas son la representación de los mismos y de su potencia militar o económica. Social, en fin. De estas épocas contamos con referencias documentales y de esta época se podrían datar elementos antiguos y restos de algunas edificaciones, de los cimientos de las formas más antiguas en cualquier caso, pues, como luego veremos con más detalle, todavía en 1422 alguna Torre, la Casa Fuerte de Azitain, sede del Solar de Unzueta, es todavía de madera y por ello arderá ese año completamente, como refiere el Cronista Lope García de Salazar.

Como ya he referido, durante el siglo XIV prácticamente todos los Solares de los que tenemos referencias, que posteriormente se ocuparán con Torres de estructura similar, se denominan "Casa Fuerte" o "Palacio". Ocurre así con las "Casas Fuertes" de los Solares de Iraeta, Azitain (Unzueta, en Eibar), lartza (Beasain), Iraeta o Antxieta (Urrestilla) y con "Palacios" como el de Balda, el de Loiola (todavía denominado 'Palacio' en algunas ocasiones a mediados del siglo XVI) o el de Amezketa. Este último quizás denominado así por su proximidad a Navarra

La propiedad sobre el Solar de Amezketa tomará la denominación de "Palacio" de Amezketa en época de su dueño el afrancesado Auger [=Ojer] de Amézqueta y Saint-Pée (nacido hacia 1370), por matrimonio señor además del Solar de Lazkao, y hermano del Sr. del Solar de Saint-Pée y de la Torre de Leaburu, Juan de Amézqueta. Centro ambos de un entramado familiar abigarrado y espléndido de propietarios de Torres diseminadas por toda Gipuzkoa (Amezketa, Lazkao, Leaburu, Alegia, San Millan (Zizurkil) Altzega (Hernani), lartza (Beasain), Ozaeta (Bergara), etc.) y en Lapurdi [ Vid. Esquema genealógico I].

Tabla simplificada de las relaciones familiares entre
los solares de Amezketa, de Lazkao, de Iartza (Beasain), de Altzega (Hernani),
de Alegia, de Ozaeta (Bergara), de Berastegi, de Laurgain (Aia) y alianzas.
Tabla simplificada de las relaciones familiares entre los solares de Amezketa, de Lazkao, de Iartza (Beasain), de Altzega (Hernani), de Alegia, de Ozaeta (Bergara), de Berastegi, de Laurgain (Aia) y alianzas.

En el ejemplo precedente, Martín González de Anchieta, Caballero y Guarda del rey Enrique III, será Señor de la Casa Fuerte de Antxieta, con su molino, presa, calcas, etc. (además del solar de ferrería en Aranas "la mayor"), y con todo ello dotará en 1409 a su hijo, Lope González de Anchieta y Osorio, para su matrimonio. Como del mismo modo será dotado Lope Ochoa de Unzueta el martes 3 de diciembre de 1402, para su matrimonio con doña Inés de Gamboa y Abendaño Muxica, con "el solar e casa fuerte de Acitain". Sin especificación en ningún caso de que hubiera o no lo que vendremos despues a denominar e identificar como Torre. En ambos casos podría tratarse de estructuras en su mayor parte de madera y con un uso aún limitado de la piedra como elemento constructivo.

Los conflictos armados que se desencadenarán entre linajes (que arrastran a valles enteros en la obediencia al jefe de su "parentela y su parcialidad", del que son sus "atreguados y de su bando"), denominados como guerras de los bandos de Oñaz y Gamboa, y que se complican con los enfrentamientos de todos ellos con las villas (en el conflicto se llegará a quemar y saquear la villa de Mondragón en 1448 y unos años después se intentará hacer lo propio con la de Tolosa), conflictos que se desarrollan básicamente entre 1400 y 1456, tomarán cuerpo en torno a la quema de la torre (que es la expresión del poderío del Solar, que a su vez es, como hemos apuntado, la materialización plástica del linaje) de los oponentes. El éxito de unos linajes sobre otros se expresará de esta forma, además de en el recuento de muertos y otras tropelías y abusos de toda índole recogidos en las diferentes crónicas coetáneas y en la documentación conservada.

Armerías del solar de Amézqueta
Armerías del solar de Amézqueta. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.
Armerías del solar de Lazkano
Armerías del solar de Lazkano. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.

La Torre del linaje, en tanto que representación social del mismo (una entre otras varias a las que luego nos referiremos, entre las que cabe subraiar la identificación con marcas y señales del Solar o linaje que cristalizarán en las armerías, en el escudo de armas) cumple y sirve a los objetivos de éste. Y es simplista creer que por el hecho de que durante el siglo XV el Territorio de Gipuzkoa estuviera sacudido por un conflicto social armado que enfrentaba intereses muy diversos que ha venido a denominarse de forma genérica como guerra de bandos", el significado de las Torres fuera en todos los casos unívoco.


Armerías del solar de Loyola
Armerías del solar de Loyola. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.
Armerías del solar de Huarte.
Armerías del solar de Huarte. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.

Señores de la guerra como los Parientes Mayores de los Solares de Amezketa, Lazkao, Olaso, Atxega, Jaolaza, San Millan o Gebara a mediados del siglo XV utilizan su Torre con fines militares, ofensivos y defensivos, durante al menos dos o tres generaciones. Y allí está la Crónica de Lope García de Salazar para dar fe de ello, aun cuando no sea más que fragmentaria y no ofrezca sino un esbozo en el que faltan muchas historias. Pero no es menos cierto que para otros Parientes Mayores de Solares como Zarautz, lartza o Altzega, Loiola, Murgia, Enparan o Iraeta, si bien intervienen en conflictos aislados y no permanecen al margen del enfrentamiento de sus parientes de sangre, la Torre tiene un significado más neutro, en la medida en que sus propietarios están implicados en actividades vinculadas al comercio.

Más o menos violentos, más o menos rurales o urbanos, es por otro lado cierto tambien que una serie de linajes entre los que hay que agrupar a los que la tradición ha venido denominando Parientes Mayores junto a otros menos conocidos y que no reciben este apelativo de forma genérica, tanto por métodos violentos como por otros de presión social, que aúnan hábilmente la simple presión autoritaria con la económica, dominan el mundo rural de Gipuzkoa y una parte importante de sus recursos económicos. Para todos estos linajes, la Torre constituye uno de los elementos identificadores del propio poderío más apreciados y valiosos.


Torre, hoy desaparecida, de Olabarría (Legazpia)
Torre, hoy desaparecida, de Olabarría (Legazpia). © C. de Echegaray, Monumentos civiles de Gipuzcoa, 1921.
Casa Torre de Iturrioz, Oiartzun. Alzado Oeste
Casa Torre de Iturrioz, Oiartzun. Alzado Oeste. © Diputación Foral de Gipuzkoa. Servicio de Patrimonio Histórico Artístico.

Pero la evolución a lo largo de todo el siglo XV es muy rápida y dará como resultado una situación en los albores del XVI muy diferente a la existente hace apenas 100 años antes.

Ello, por la conjunción de diferentes factores:

a. los Solares cabezas o no de Bando, pero identificados con las luchas "banderizas" adoptan la forma de Torre, con sus cercas, su término redondo, ferrería, molinos, etc. Otros muchos Solares, que empiezan a denominarse "de fijosdalgo" de manera aún generalizadora, adoptan formas arquitectónicas similares los más importante, en el lógico proceso de emulación social. Sabemos aún poco de los conflictos "piramidales" de los Cabezas de Bando y de Linaje con sus inferiores. Pero las zonas rurales de Gipuzkoa se van llenando de construcciones que se asemejan a las Torres, si no lo son estrictamente. Se trata del estamento consolidado de los pequeños propietarios liberado ya del poder del jefe de un linaje y que posee los medios para construir una vivienda sólida, de las que, aún no siendo por sí mismas "torres" si bien se suelen denominar de esta manera frecuentemente, presentan unas características arquitectónicas muy típicas; de ellas conservamos una gran cantidad en Gipuzkoa.


Escena de autor aleman de trabajo artesanal y metalúrgico
en el bajo medievo
Escena de autor aleman de trabajo artesanal y metalúrgico en el bajo medievo. © F. Cardini, Europa, 1492.
Armerías partidas de Cegama y Guevara, cr. 1520
Armerías partidas de Cegama y Guevara, cr. 1520. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.

b. muchos otros linajes, instalados a mitad de camino entre el mundo rural y el urbano, y que estando aparte de los que ocupan la cúspide social pueden rivalizar con éstos en medios económicos y en riqueza edifican construcciones del modelo de Torre. Tal es el caso de los linajes dedicados a la forja del hierro, para el siglo XV detentadores de un poder muy grande y que por interés entrarán "en las treguas" de los Linajes banderizos, que garantizan la paz precisa para hacer negocios. Y con quienes se fundirán además por enlace matrimonial (ambos grupos buscarán la fusión por medio en una primera fase de la descendencia ilegítima del Solar de Pariente Mayor, y el propio Solar "poblará" parte de sus dominios, que desgajará de la propiedad indivisa originaria, creando Casas y Torres, para sus bastardos en muchas ocasiones, en los que desarrollará actividades comerciales indirectamente) reproduciendo uno de los modelos sociales más clásicos y ortodoxos de la historia occidental. Raro es el Pariente Mayor que para inicios del XVI no ha enlazado ya con un linaje de mercaderes, sean ferreros o no. Todos ellos con sus Torres como patrimonio principal, obviamente.

c . se produce un conflicto que enfrentará a la Provincia con los Parientes Mayores, en el que ambos poderes ejercen una atracción centrífuga que aglutinará a los integrantes de ambas facciones, confundiendo la ya para entonces simbiosis social grande que existe entre ambos mundos y que obligaría a distinguir dentro de cada grupo a las individualidades con intereses no siempre coincidentes. La Provincia, erigida en defensora del derecho y de la colectividad organizada como Hermandad de Villas y lugares detentará el poder suficiente para, llevado el conflicto con los banderizos a su punto álgido en el desafío que el sábado 31 de julio de 1456 colocaron, en las puertas de Azkoitia, 18 jefes banderizos guipuzcoanos (apoyados por algún vizcaino y alavés), mandar derribar, o "desmochar", para ser más precisos, las Torres de éstos y conseguir además del rey Enrique IV el posterior destierro a la frontera de la guerra de Granada por sentencia del año siguiente, 1457.


Torre de Lazarraga (Oñati). Alzado norte.
Torre de Lazarraga (Oñati). Alzado norte. © Diputación Foral de Gipuzkoa. Servicio de Patrimonio Histórico Artístico.
Armametno de Ballestero, siglo XV, según interpretación
del siglo XIX de José Passos
Armamento de Ballestero, siglo XV, según interpretación del siglo XIX de José Passos. © Tipolografía de Luis Tasso. Armas y Armaduras. Antonio García Llansó.

En 1456 la Hermandad, al socaire del poder Real y apoyada por el Monarca derribará una cantidad indeterminada de Torres de Solar de Pariente Mayor ... y otras muchas que representan el poder de los parientes, atreguados y allegados de éstos. Así; por ejemplo, se derribarán diferentes torres de linajes que son fundamentalmente comerciantes de hierro (muchas de las cuales llevan aneja su propia ferrería) de la cuenca del bajo Deba. Las Torres de los Altzola, Lasalde, Iribe y otras, como cincuenta años después, a inicios del siglos XVI, afirmarán algunos testigos oculares, se derribaron por "malefygios con paryentes mayores". La Hermandad aprovechará la coyuntura para intentar barrer con el poder que representan las Torres de los Parientes Mayores y las de sus "parientes, criados e amigos e aliados e adherentes de [sus] tregoas e bandos", como se dirá en 1456. El desmoche de las torres significará el inicio del éxito de un modelo social sobre otro. O, más bien, el anuncio de que se avecina una época nueva en la que se procederá a la síntesis de los valores representados por los dos mundos contendientes.

Armerías del Solar de Guevara, Condes de Oñate.
Armerías del Solar de Guevara, Condes de Oñate. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.
Armerías del solar de Balda
Armerías del solar de Balda. © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.

A partir de la solución del enfrentamiento entre linajes y, quizás, modelos sociales o económicos, saldado en beneficio de las villas y los linajes que las dirigen, numerosos Solares intensificarán su ya previa y tímida presencia entre éstos. Si un hijo bastardo del Solar de Atxega será admitido como "hermano de la hermandad" por la Provincia en 1486, Juan López, señor del Solar de Amézqueta, obtendrá de la reina Católica en 1493 licencia para eedificar su Torre de Amezketa, y doña Isabel notificará al Corregidor el mandato de que "no sea Casa Fuerte ni con troneras" y que se edifique con "dos sobrados". Es sabido que unos años antes algunos cabezas de linaje de Pariente Mayor vueltos del destierro de Antequera, Estepona, etc. de 1457 reedifican los pisos altos de sus torres en ladrillo. Así los señores de Loyola o Balda, cuyas Torres muestran aún esta traza perfectamente conservada.


Sello de placa en papel de Iñigo, Conde de Oñate. Cr.
1490 (Colección particular).
Sello de placa en papel de Iñigo, Conde de Oñate. Cr. 1490 (Colección particular). © Gobierno de Navarra. Libro de Armería del Reino de Navarra.
Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2019 Kultura Zuzendaritza Nagusia - Gipuzkoako Foru Aldundia.
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net